miércoles, 3 de febrero de 2010

ABDOMINALES HIPOPRESIVOS


Los ejercicios abdominales clásicos siempre han sido una fuente de polémica debido a los peligros que conlleva este tipo de entrenamiento del abdomen.
Frente a esta forma de entrenar el abdomen surge la alternativa de realizar abdominales hipopresivos, una nueva manera de trabajar el abdominal sin las desventajas que presenta la forma más tradicional.

Te contamos en qué consisten los abdominales hipopresivos y cuáles son sus ventajas.
Luego tu puedes sacar tus propias conclusiones, la realidad, es que podemos encontar muy pocos articulos cientificos que demuestren algo sobre las abdominales hipopresivos, el único que yo he encontrado esta dirigido al campo de la medicina. En mi opinión castigar de este modo a las abdominales tradicionales, me parece muy duro, debido a que su realización es obligatoria para los deportes de competición o alto rendimiento. Mi opinión es que en la union esta la fuerza, ¿Porque no juntar los dos metodos?


El problema de las abdominales clásicas

El ejercicio abdominal clásico, es decir, tumbados boca arriba elevar el torso, tiene tres tipo de inconvenientes.
•Por un lado, al elevar el tronco, el abdomen surge hacia fuera y sufre una constante presión que hace que la zona de la faja abdominal se distienda, con lo que en la mayoría de los casos aunque refuerzan el abdomen, no son eficaces para reducir el volumen abdominal.

•Por otro lado, la espalda sufre daños al curvarse y elevarse del contacto con el suelo.

•Y por último, el problema más grave: el que sufre el suelo pélvico. Los abdominales clásicos ejercen una fuerte presión sobre el mismo que hace que disminuya su tono, perdiendo capacidad para soportar los órganos internos; pudiendo provocar con el tiempo problemas de incontinencia en las mujeres.

Como podéis ver, las abdominales que tradicionalmente forman parte de nuestro entrenamiento fitness no son tan beneficiosas como pensamos, y eso que hay gimnasios que realizan clases de incluso 30min exclusivamente trabajando de este modo.

Las ventajas de las abdominales hipopresivos


Los ejercicios abdominales hipopresivos sin embargo, reducen la presión en la zona al mínimo. Por ello no provocan que el abdomen salga a hacia fuera y además de ser idóneos para reducir cintura ayudan a solucionar problemas como la incontinencia urinaria de la que hablábamos anteriormente. La espalda, por descontado, no sufre absolutamente nada con esta manera de trabajar las abdominales.

Además, los abdominales hipopresivos son muy indicados para recuperaciones post parto, ya que con ellos se trabaja el control de la respiración y del diafragma, y por tanto se logra un ascenso visceral y recuperación de la posición de los órganos internos.

Su realización es muy sencilla, y sólo requiere el esfuerzo de cambiar de esquema mental para adoptar una nueva manera de trabajar. Es importante tener en cuenta que en este tipo de ejercicios el factor progresivo es fundamental, además de ser conscientes de la neurofisiología de nuestro organismo para que sean realmente eficaces. La concentración y respiración cobran un papel fundamental.

Un ejercicio muy simple de abdominal hipopresivo sería el siguiente, que puede realizarse de pie en postura relajada o tumbado con la cabeza más baja que los pies.


1.Realizar una inspiración profunda, al tiempo que se hunde el vientre y se elevan las costillas, haciendo subir el diafragma.

2.Exalar ligeramente mientras se realiza un esfuerzo para hundir todavía más el abdomen y elevar un poco más las costillas. El diafragma tiene que subir un poco más.

3.Sin dejar la posición, realizar una última inspiración leve que hunda el abdomen y eleve las costillas un punto más, que seguiremos con una pequeña exalación que termine de hundir el abdomen y elevar las costillas.

4.Terminamos de exalar y relajamos.

Con el tiempo y entrenamiento se pueden realizar hasta tres o cuatro repeticiones del ejercicio sin relajar, pero es un trabajo de práctica, concentración y conocimiento del propio cuerpo.


Como ves, el abdominal hipopresivo se basa principalemente en sentir cómo sube el diafragma al tiempo que se hunde el abdomen y elevan las costillas. Exige mucha dedicación pero es realmente efectivo a la hora de reducir cintura, sin entrañar los riesgos de las abdominales tradicionales.

2 comentarios:

flornegra dijo...

Hola, cuantos se deberían hacer para lograr buenos resultados? Gracias.

Anónimo dijo...

Hola a tod@s. Yo acabo de realizar un curso de estas abdominales, pero enfocadas al suelo pélvico, y nos han dicho que deberiamos hacer 20 minutos diarios, repartidos en 10 por la mañana y 10 por la tarde. Nos han dado 7 posiciones diferentes para alternar y la verdad es que estoy encantada, lo que no se es cuanto tiempo tardaré en notar resultados...